Translate

miércoles, 25 de abril de 2012

¡Que vieneeee!

El corazón cada vez va a más velocidad, tienes ganas de saltar y creer que todo es posible. Sonries sin parar y cuando lo haces todavía quieres sonreír más. Las decisiones están tomadas y las risas programadas.
Vemos la ola venir hacía nosotras y solo gritamos, corremos hacía ella descarrilados, que bonito es ser feliz.
Pierdes el miedo a ahogarte porque lo verdaderamente importante es sacar la cabeza fuera del agua, ver que todos están patas arriba.
Partirse de risa y que cuando ya están ellos fuera se froten bien los ojos y se unen a ti en una risa interminable.


Irene.

Aqui se ve algo pequeña pero es enorme y cuando  la ves se te ocurren dos opciones, huir lo más rápido que puedas  o zambullirte lo más hondo, claro siempre puedes quedarte quieto esperando que te tantas vueltas como una peonza XD.
                                                                         

1 comentario:

  1. Esto podría aplicarse a tantas otras felicidades... Un saludo

    ResponderEliminar