Translate

sábado, 5 de mayo de 2012

Un pequeño reloj y mis pensamientos.

Mírame y deséame toda la suerte del mundo porque aunque caiga, mis tobillos ya acostumbrados ni siquiera se dan cuenta. Cada vez que corro espero caerme y si no lo hago algo en mi me dice que he fallado, que hay algo que se me escapa porque las cosas tan perfectas no pueden salir, es entonces cuando mis miedos se revelan y dicen lo que yo no quiero oír.
Me gustaría que por cada abrazo dado, nunca uno dejara de abrazar, tiene sentido aunque pienses que no, que cuando no saludas es que no miraste bien y que si no hablas es que hoy no tienes ganas. Siempre es mejor pensar que todo está bien cuando no lo está, eso es mucho mejor que aceptar la verdad.
Así seguiré cumpliendo años, mirando por la ventana a que aparezca, no se qué, un pájaro, una mariposa, un hada o un duende, sea lo que sea lo espero.
Todavía recuerdo cuando pensaba "bá, para los 16 me queda mucho", ya no lo puedo decir. Este año 15 y después lo inevitable, me hice una promesa y me temo que como veo, la voy a incumplir y no hay mayor castigo para uno mismo que no cumplir tus propias promesas.
Pero bueno...hay cosas que son inevitables, al final las cosas saldrán como tengan que salir, ¿no?. Por supuesto, nadie controla al destino, es un reloj con forma de corazón. Un pequeño reloj, con forma de corazón...que se balancea delante de mi, y no lo evito.


Irene y sus pensamientos.


                                                        

2 comentarios:

  1. Que bonito blog, me gusto mucho,me encanta tu forma de escribir y expresarte, te dejo mi blog por si queres pasarte y si te gusta seguirme estefiid.blogspot.com :) besos♥

    ResponderEliminar